La fiebre de un sábado azul y un domingo sin tristezas.

La fiebre de un sábado azul
y un domingo sin tristezas.

viernes, 23 de noviembre de 2012

De la crítica a la acción

Mi amiga, Luz Virginia Bueno, me ha regalado un articulo para publicar, leanlo:



Criticar no es fácil. Hay que tener un poco de inteligencia para poder hacerlo. Sin embargo, en estos días, cuando se celebraron las elecciones en Honduras, las redes sociales se llenaron de cualquier cantidad de comentarios críticos acerca de los candidatos y su politiquería, fraudes y demás. Me hubiera gustado, más que eso, leer cómo nosotros podemos cambiar la historia de Honduras o que alguien mencionara un par de cosas que hace para cambiar este país.

Ya nos dimos cuenta que nuestros gobernantes no son la respuesta. Tenemos que ser nosotros, como hijos de este país, quienes debemos comenzar a realizar pequeñas acciones que nos permitan hacer la diferencia. 

Hablamos de corrupción, sin embargo; cuando un policía le quita la licencia a un conductor lo primero que piensa es en darle 100 lempiras, antes que pagar los 600 (en caso de que sea una falta grave) e ir a hacer fila a Tránsito, porque le quitará tiempo.¡Y quien no se ha metido la mano a la bolsa para sobornar a un funcionario de Gobierno para que le “agilice” los trámites!, muy pocos podrán decir: “yo no lo he hecho”. Eso también es corrupción, no importa si a menor escala, el término que lo define es el mismo.

Comprometerse o seguir igual

Cuando pensaba en el tema me di cuenta que hay gente que hace mucho y otros que hacemos menos. Pero peor es quienes no hacen nada.

Mi abuela decía, una buena forma de dar es no quitar. Hay actitudes que pueden parecer insignificantes, pero hacen una gran diferencia. Comenzar por no quitarle tiempo al trabajo y sentirse orgulloso de haber ganado cada centavo que se recibe el día de pago. Pagar los impuestos (que se los roben otros, ese no es nuestro problema), ser honrado en todas las áreas en las cuales nos desempeñamos. Participar activamente en la comunidad donde se reside, ayudar a otros en la medida de lo posible.

Y mire que hay muchas organizaciones en este país que necesitan de personas que les ayuden a hacer mejor su labor. Ejemplos: Asilos de ancianos, hospitales públicos, hogares de niños. Acuérdese que el prójimo también nos necesita y en Honduras más del 60% de la población vive en extrema pobreza.
Algo tan simple como no tirar la basura a la calle. ¿Cómo podemos juzgar el basurero que dejaron los políticos en la calle, si tiramos el envase del refresco por la ventana del automóvil? Ustedes podrán agregar mil cosas más que se pueden hacer.

En lo político
Una buena manera de criticar con propiedad y de actuar en consecuencia es conociendo a las personas que “gobiernan” la comunidad. Ya sea el alcalde, el gobernador, los diputados, etc., y exigirles. A veces los criticamos y no sabemos siquiera quiénes son.

¿En las redes sociales? Pues sí, pero hacerlo con conocimiento de causa, no como caja de resonancia porque se escuchó en la TV o en la Radio a algún periodista (descaradamente influenciado), hablando mal de alguien.

Ya estamos cansados de que nos prometan y no nos cumplan. De que se roben el dinero del pueblo y de manera descarada, sin que los culpables paguen por ello. Razón de criticar hay de sobra, ojalá que pudiéramos hacer más, mientras tanto, lo que se pueda.

En fin, para no aburrirlos, espero que reflexionemos todos sobre lo que podemos hacer para que Honduras sea diferente. Parece que no se puede, sin embargo, con una buena actitud se puede contagiar a los demás y hacer algo por este país en el cual nos tocó nacer.

Razón tenía Frank Clark, escritor estadounidense, cuando dijo: “Todo el mundo trata de realizar algo grande, sin darse cuenta de que la vida se compone de cosas pequeñas”.

Luz Virginia Bueno 
*Hondureña (primero) y periodista 

PD:El blog abandonado, ayudame a mantenerlo vivo mandando tus opiniones o sugerencias.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

LuzB: Me encantó la ilustración :D

Anónimo dijo...

Excelente el artículo, Luz Bueno como escritora es impresionante...... bueno, no solo como escritora.

I think so.


ALEX CAMPOS.

Kimberly Gabb dijo...

Cuanta razon expresada en este aticulo por la apreciada y admirada Luz Bueno. Sin duda alguna la problematica que se vive en nuestro pais nos hace criticar pero sin aportar ninguna solucion a lo que se vive a diario; sin darnos cuenta que el cambio somos cada uno de nosotros por que Honduras somos todos no solamente un partido o un candidato, cambiemos de actitud para que nuestra tierra sea mejor y todas las generaciones futuras sienta el orgullo de decir soy Hondureño.


Kimberly Gabb

Anónimo dijo...

De acuerdo con su apreciación, Luz Virginia. A veces esperamos que nos den todo en la mano y no puede ser así. Los ciudadanos podemos hacer algo más por nuestra cuenta.

Felicito al Jampedrano por su blog
Erick